Ética Profesional

Nuestra profesión ha estado siempre en la cuerda floja, ya sea por la falta de conocimiento de los entresijos de la misma ya sea porque se ha visto manchada por actos de personas sin escrúpulos que han abusado de sus clientes o porque han convertido nuestra profesión en un circo. Nuestra seriedad y estricta ética profesional son la garantía que damos a todos nuestros clientes que saben nos tomamos muy en serio nuestra profesión.

Etica profesional

En el Tarot de la profesora Rossana siempre hemos luchado contra estas dos grandes vertientes que oscurecen la verdad de nuestra profesión y que són la desinformación del público en general y la honestidad laboral del Tarotista. Para la primera, la profesora Rossana y los diversos profesionales de su alrededor ofrecen charlas gratuitas para dar a conocer no solo la profesión del Tarotista, sino el mundo de las paraciencias en general. Para la segunda, el equipo de Tarot de la profesora se cierne a un código de conducta moral para garantizar la privacidad y honestidad de nuestros servicios que exponemos a continuación:

Todos nuestros tarotistas se han comprometido a ejercer su actividad con sinceridad, lealtad y objetividad. Todos ellos han demostrado realizar estudios adecuados para opcupar su posición y satisfacen todas las formalidades legales y reglamentarias delante los organismos sociales y de hacienda.

Trabajos ocultos
Ninguno de nuestros Tarotistas tiene permitido hacer trabajos de magia y mucho menos con malas intenciones. Realizar cualquiera de estos actos es motivo de despido por parte de la la empresa. Nuestros tarotistas solo tienen permitido aconsejar a nuestros clientes y asesorarles sobre como se puede tratar un determinado problema mágicamente e indicarles que productos les podrían ir bien para el caso. También pueden efectuar lecturas de Tarot sobre las posibles consecuencias de cualquier acto mágico que el cliente quisiera emprender.

Obligación de medios
Nuestros tarotistas solo tienen una obligación de medios ( uso de sus conocimientos , de su saber, de su don...) En el dominio de las Artes Adivinatorias, esta obligación de medios les prohíbe de hablar de "certitudes" o de "garantizar" la realización de ciertos acontecimientos, con el fin de no provocar falsas ilusiones en los consultantes.

Respecto de la vida privada y vida profesional
Todos nuestros tarotistas estan sometidos al secreto profesional y las consultas són consideradas un acto estrictamente confidencial. Las informaciones con carácter personal de los consultantes no podrán ser reveladas a terceras personas, bajo ningún pretexto, de manera directa o indirecta. Nuestros tarotistas tienen prohibido hacer uso de dichas informaciones personales de manera ilicita bajo pena de despido.
Así mismo, nuestros tarotistas tienen prohibido grabar las conversaciones de su consultantes así como conservar o archivar cualquier información u objeto privado de los mismos. Todo consultante debe de ser informado de la conservación de datos nominativos (teléfono..) personales.