Tu salud y los sueños

Tu salud y los sueños

Un estado de trance es aquel en el que la persona se ha apartado de su estado ordinario de consciencia y ha modificado la realidad por otra alternativa. Un éxito notable en la terapia de trance es la posibilidad, que ofrece al sujeto, de borrar recuerdos traumáticos así como cierta inmundicia mental que se acumula de forma subconsciente y que puede generar automatismos no deseados en el comportamiento del mismo. Los hábitos que la persona se crea estan guardados en el subconsciente y por ello, se pueden borrar.

¿Cuando, donde y de que forma se pueden modificar lo almacenado en el subconsciente?

Durante el descanso nocturno el subconsciente se modifica. Por ello, en ese estado de trance natural, la persona se puede dar permiso para conseguir sus mejores metas.

¿Le gustaría borrar por completo las depresiones y erradicar de su vida la inseguridad, el miedo o la falta de autoestima?
¿Le gustaría construir un remedio eficaz y sencillo para combatir el insomnio que, no solo le permita que su sueño sea más reconfortante, sino que borre también todo rastro de pesadillas?
¿Le gustaría saber como eliminar los apegos y los complejos de culpabilidad que acechan desde el pasado?
¿Le gustaría saber si se puede destruir la angustia?

Si ha contestado si a las preguntas anteriores, sepa que la respuesta a todas ellas es la misma: Se pueden eliminar todos esos problemas de forma simultánea durante la noche, en la propia casa de una forma que puede resultar incluso divertida…la autosugestión.

La autosugestión

Alrededor del año 1880, un químico francés llamado Emile Coué ejercía de asistente a las sesiones de hipnoterapia del profesor Bernheim. Durante las mismas se efectuaban, entre otras experiencias, la curación de algunos pacientes enfermos administrándoles simplemente agua coloreada cuando ellos creían que estaban tomando algún tipo de medicina. Se trata de uno de los primeros casos documentados y probados de autosugestión, en los cuales los enfermos realmente no decidían curarse, puesto que no estaban realizando ningún acto consciente, ni empleando una inimaginable fuerza de voluntad para lograrlo. Según Coué, lo que se había activado era su imaginación.

La teoría de Coue era sencilla: ¿Para que va a gastar energías y recursos el terapeuta para construir un universo personal sugerente cuando cada paciente ya tiene el suyo propio?.¿Porque no utilizarlo para cambiar su vida?

Actualmente, en Texas, los profesores Carl y Stephanie Simonton han empleado técnicas de autosugestión en la que han llamado “terapia de visualización”. Según sus teorías, practicadas con enfermos de cáncer, se debe imaginar de forma muy intensa que sus células enfermas están siendo dispersadas y destruidas, -y aunque suene paradójico, trivializarlas y ridiculizarlas con el poder del pensamiento. En ningún caso, estos doctores, y otros que emplean técnicas similares, presumen de haber conseguido curas milagrosas, pero si se ha comprobado que muchos de los pacientes sometidos a este tratamiento han sobrevivido más de lo que habían previsto sus médicos y en algunos casos y contra todo pronóstico han conseguido parar el ‘proceso degenerativo ¿Cual era el momento clave para la terapia de estos doctores? Por la noche en el momento del descanso y del sueño.


Sacale partido a tus horas de descanso

Las ordenes emocionales apropiadas para programar el subconsciente y cambiar sus automatismos, fueron la clave de la curación de los nombrados pacientes de cáncer en muchos casos. Sirvan estos ejemplos para hacernos más conscientes del poder que poseen las mentes humanas para modificar buena parte de lo que, “se pensaba”, era inamovible.

Visualice pues, imagine y transmute los sentimientos que desee. La visualización y las emociones controladas pueden dirigir su vida hacia donde desee. Por la noche es un buen momento para ello, y recuerde: Si has grabado una orden emocional, eso significa que se puede borrar y se puede cambiar.