Ritual para mejorar la relación madre e hijo

Ritual para mejorar la relación madre e hijo

Este ritual es para las madres que tienen problemas con sus hijos, hijos que no les prestan la atención que ellas necesitan, que sufren falta de comunicación y relaciones tensas con ellos, etc.

Es un ritual para ellas, que han engendrado a la humanidad, de forma que puedan potenciar sus relaciones familiares a todos los niveles.

Elementos necesarios:

  • Nueve claveles blancos
  • Esencia de verbena, sándalo o canela ( a elegir la que más te guste)
  • Un cuarzo blanco
  • Tres velas de miel natural
  • Un velón blanco
  • Un carboncillo
  • Hierbas de las siete potencias

Hacerlo con luna creciente.

Poner los claveles cortados (que sólo sea la flor) en un cuenco con agua (quedarán flotando). Debajo del cuenco poner un papel pergamino escrito a lápiz, con los nombres y fechas de nacimiento de las personas para quien haces el ritual. Dejarlo así durante 9 días seguidos y no cambiar el agua.

A un lado del cuenco poner el cuarzo blanco, (gran limpiador de energías negativas).

Encender con cerillas de madera las tres velas de miel natural.

En un plato blanco o recipiente de barro, encender el carboncillo y quemar las hierbas 7 potencias.

Cuando hayan quemado las velas de miel y las hierbas, retirarlas y con la esencia elegida por ti, impregna el velón blanco pidiendo de nuevo lo que quieres, lo enciendes con cerillas de madera, dejándolo al lado de las flores y el cuarzo blanco durante 9 días. (Cuando queme uno lo sustituyes por otro).

Cuando se haya concluido el ritual al noveno día coges un clavel del recipiente y lo dejas secar.

Cuando esté seco pones en una bolsa rosa el cuarzo blanco, el clavel seco y el papel pergamino. Todo lo guardas en un cajón donde nadie más que tú tenga acceso.

De vez en cuando lo coges (siempre con luna creciente) y recuérdale lo que pediste, verás como las cosas se van suavizando.