Pídele a la Luna

Pídele a la Luna

Nuestro satélite, más allá de la fase por la que esté transcurriendo, genera una importante influencia emocional sobre el ser humano. Nos ayuda a desarrollar cosas como la inspiración, la intuición,e incluso nos da la capacidad de tener perspectiva para comprender las cosas que nos suceden.

Pídele a la luna menguante:
Para pedirle ayuda en aquellas cosas que deseas alejar de tu vida emocional. Pídele ayuda para:

  • Erradicar los celos y la rabia hacia terceras personas.
  • Apartar de tu vida las habladurías y los enemigos.
  • Alejar de tí las emociones que te hacen daño.

Pídele a la luna creciente:
Cuando necesites una inspiración o una idea para un proyecto. Pídele ayuda para:

  • Organizar tus ideas de una forma creativa y lógica.
  • Encontrar asesores, socios o amigos que te apoyen.
  • Tener sueños que te resulten inspiradores.

Pídele a la luna llena:
Cada vez que estés emprendiendo una acción creativa o justo antes de llevarla a cabo. Pídele ayuda para:

  • Que se reconozca el esfuerzo que estás realizando.
  • Dominar la adversidad y los problemas.
  • Que los éxitos merecidos lleguen a ti.